Buscador de Textos

Google+ Followers

FPPy

Inlitchi

Loading

Biblioteca Virtual Hispanica

lunes, 18 de octubre de 2010

La Niña que no podía decir la A

La Niña que no podía decir la  A

Había una vez una niña que un buen día
se levantó de la cama, como todas las mañanas,
y al ir hacia el cuarto de baño, se cruzó
con su padre y quiso decirle: "Buenos días,papá".
Pero en lugar de eso le salió:

- Buenos díes, pepé

Su padre la miro muy extrañado y le preguntó:

¿Por qué me llamas Pepe,
si sabes perfectamente
que me llamo Juan?

Y la niña contestó:

No te he llemedo Pepe;
pepé.

Entonces la niña se dio cuenta de que en vez de decir
"llamado",había dicho "llemedo" .Y en vez de "papá",había dicho "pepé".

! No puedo decir le letre E¡

Naturalmente, quería decir: "no puedo decir la letra A". Pero cada vez que tenía
que decir una A, le salía una E.

Al principio, su padre pensó que le estaba tomando el pelo.
Pero al cabo de unos minutos,la pequeña, desesperada al ver que no podía decir ni una
sola A, se echó a llorar.

Aunque,claro, en vez de hacer "bua,bua,bua" como todo el mundo, hacía "bue,bue".
Al oírla llorar, llegó su madre y le preguntó:

? Qué te pasa, hijita? ? Por qué lloras
de esa forma tan rara?

No puede decir la A

No digas tonterías,Juan. Todo el mundo puede
decir la A. A ver,hija, di "A".

Y la niña,sin dejar de sollozar, dijo:

-Eeeeeeeeeeeeeeeee….

Total ,que la llevaron al médico.

Ya sabéis que los médicos piden a todo el mundo
que diga "A", porque al decir "a" abrimos mucho la
boca y entonces el médico nos puede ver la garganta.
Así que lo primero que hizo el médico al ver la niña
fue decirle:

A ver, guapa, di "A".

Eeeeeeeeeeeeeee....

"E" no,bonita. Tienes que decir "A".

Esse ES El problema, doctor. No puede decir
la "A". Cuando quiere decir "A",dice "E".

Qué cosa más rara…………

Y como era uno de esos médicos que todo
lo arreglan con vitaminas, se rascó la cabeza con
aire pensativo y dijo que aquella niña necesitaba
muchas vitaminas.

? Y qué vitaminas tenemos que darle, doctor?

Vitamina A, naturalmente.

Así que le dieron a la niña muchas zanahorias,que
son muy ricas en vitamina A, y se le puso la piel
muy suave y sonrosada. Pero seguía sin poder decir
la A.

hasta que se lo contaron a la abuelita, que como todas
las abuelas y los abuelos sabía muchas cosas. Y la abuelita dijo:

!Menuda tontería¡ Esto se lo quito yo como si fuera un hipo.

La abuelita se acercó a la niña por detrás y ………

¡ Uhhhhhhhhhhhhhh!

le dio un susto morrocotudo, y la niña gritó:

¡ Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahh!

Y desde entonces ya no volvió a tener problemas
para decir la A ni ninguna otra letra del alfabeto.


Carlo Frabetti

Cuentos para niños llorosos. Ed Altea.