Buscador de Textos

Google+ Followers

FPPy

Inlitchi

Loading

Biblioteca Virtual Hispanica

domingo, 21 de noviembre de 2010

Amijai, Yehuda

iografia de: Amijai, Yehuda 

Yehuda Amijai nació en Wurzburg (Alemania) en 1924, en el seno de una familia religiosa, donde aprendió a hablar alemán y hebreo. Emigró a Eretz Israel con sus padres en 1935.
Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en la Brigada Judía, en el marco del ejército británico y posteriormente estuvo involucrado en la ayuda a inmigrantes ilegales. Fue miembro delPalmaj y peleó en la Guerra de la Independencia en duras batallas cuyos ecos pueden encontrarse en su poesía.
Estudió literatura y Biblia en la Universidad Hebrea de Jerusalem y fue profesor en esa casa de estudios y en otras instituciones de Israel y del exterior. En su adolescencia abandonó la religión, sin embargo, sus poemas se convirtieron con los años en la religión de los no creyentes. Se lo llama en Israel “el profeta laico”.
Además de su vasta obra en poesía, Amijai escribió dos novelas, cuentos cortos, libros infantiles y obras de teatro que fueron llevadas a escena. Muchos de sus poemas fueron musicalizados y forman parte del acervo cultural israelí.
Amijai recibió el reconocimiento internacional y fue nombrado Doctor Honoris Causa en universidades europeas y norteamericanas. Entre los numerosos  premios recibidos se destacan el Premio Bialik en 1976 y el Premio de Israel a su trayectoria en 1982.
Amijai influyó no solo en su generación, sino en los creadores más jóvenes. Imprimió un cambio sustancial a la poesía hebrea: utilizó un lenguaje simple, casi coloquial, mezclado con metáforas precisas y poderosas. Su obra fue traducida a treinta y tres idiomas e integra numerosas antologías y libros de texto.
Amijai decía que él escribía acerca de situaciones que conocía. Cuando nacieron sus hijos escribió sobre niños, cuando falleció su madre escribió sobre la muerte. Todo de manera simple y natural. Él escribió para la gran mayoría y quería que la gente utilizara sus poemas para sus alegrías y tristezas. Escribió acerca de la guerra y la paz, el amor, el sexo, la nostalgia. Describió las vivencias de nuestro mundo. Uno de sus temas preferidos fue Jerusalem, a la que amó sin patetismo, sino simplemente como es y a la que comparó con una gran mujer a la que todos le hacen regalos.
Allí falleció en septiembre de 2000.