Buscador de Textos

Google+ Followers

FPPy

Inlitchi

Loading

Biblioteca Virtual Hispanica

domingo, 21 de noviembre de 2010

El renacimiento (Tejiá)

El renacimiento (Tejiá)
A pesar de que la lengua hebrea dejó de hablarse durante miles de años y quedó relegada a los textos sagrados y litúrgicos, se puede decir que la literatura hebrea tuvo algún tipo de continuidad durante ese tiempo. En Sefarad, durante la Edad Media, se escribió una literatura hebrea enriquecida por aportes árabes. Hacia el siglo XVIII, Moshé Jaim Luzzatto (1880-1865) aunó la tradición poética de Sefarad con las fuentes cabalísticas y la lengua italiana. Pero recién hacia fines del siglo XIX comienza el renacimiento de la literatura hebrea moderna, la Tejiá, antes del surgimiento del Estado de Israel y lejos de su tierra, preparada por dos movimientos fundamentales en el desarrollo de la historia del pueblo de Israel: el Jasidismo (*1) y la Haskalá (*2).
De la mano de Eliezer Ben Yehuda (*3), resurge el hebreo como lengua hablada, se desacraliza y se transforma en un hecho comunicacional, un instrumento para vivir, trabajar y crear. La literatura en sus diferentes expresiones, constituyó un medio para alcanzar estos objetivos y se nutrió de fuentes milenarias como la Biblia, el Talmud, la Mishná, la Hagadá, los cuentos populares y también de fuentes extra-judías. Influidos por los movimientos literarios y nacionales del siglo XIX, los escritores judíos expresan la  problemática de las comunidades judías de Europa: el choque de las nuevas ideas con las tradiciones, las miserias del ghetto, la apertura hacia otras culturas. La primera novela hebrea moderna fue Ahavat Tzión, escrita por Abraham Mapu(1808-1868) en 1853Con una finalidad didáctica, trata sobre el choque de las ideas iluministas con la tradición. Méndele Moijer Sforim (Rusia, 1834-1917) es una figura puente entre laHaskalá y la Tejiá.Utiliza un hebreo que no es exclusivamente bíblico, en el que toma términos de la literatura rabínica, satiriza la vida del ghetto con una mirada cariñosa. Peretz Smolenskin, I. L. Peretz, Yehuda Leib Gordon y Mija Yosef Lebensohn son otros de los exponentes de este período de iniciación. Las publicaciones periódicas fueron la principal herramienta de estos escritores para difundir sus ideas y tuvieron una gran importancia en el renacimiento de la lengua y la literatura.
Los comienzos del siglo XX y los sucesos que en esos años se desarrollan marcan la producción literaria de la moderna literatura hebrea. Los centros de la cultura hebrea se desplazan de Europa (Varsovia, Vilna, Bialistok, Odessa) a Eretz Israel y el tema del desarraigo se instala en la literatura.
En poesía, Jaim Najman Bialik y Shaúl Tchernijovsoky son los máximos exponentes del género. Ambos viven la transición entre dos siglos y pertenecen a una generación en crisis.

Jaim Najman Bialik (1873-1934) nació en Radi, Rusia. A los 7 años quedó huérfano y pasó a vivir con su abuelo, de quien recibió una educación religiosa en un marco de pobreza. Después de pasar por una ieshivá llegó a Odessa en 1890, el  “gran mundo” del momento. Allí pasó penurias económicas, pero se contactó con intelectuales, leyó a los poetas rusos y aprendió alemán. Residió en esa ciudad hasta 1921, donde escribió en hebreo e idish. En ese año se trasladó a Berlín, centro de los escritores emigrados después de la revolución rusa, y en 1924 emigró a Eretz Israel, donde vivió hasta su muerte (falleció circunstancialmente en Viena). Los temas de su poesía son el dolor, las desgracias y la decadencia de la vida tradicional, la oposición entre la tradición y el mundo, los conflictos de los judíos de Europa Oriental, el desgarramiento existencial del judío moderno. A partir de 1910, su poesía es más personal e intimista. Junto con Ravnitzky compiló, tradujo al hebreo y clasificó leyendas rabínicas en el Sefer Haagadá. Bialik fusionó la lengua bíblica clásica con el hebreo más natural y forjó un nuevo idioma poético.

Shaúl Tchernijovsky (1875-1943) nació en Ucrania en el seno de una familia de campesinos acomodados. Después de estudiar Talmud y Torá, marchó a Odessa a los 15 años. Vivió también en Heidelberg (donde estudió medicina), Rusia y Berlín. En 1931 emigró a Eretz Israel. Estudió griego, latín, lenguas modernas, mitología griega y oriental. Los temas de su poesía son los sufrimientos ancestrales del pueblo judío, el resurgimiento de Israel, la naturaleza como entidad viva, la belleza, el amor. Tradujo al hebreo la Ilíada, la Odisea, Edipo rey, El banquete, obras de Shakespeare, Moliere, Byron, Heine y Pushkin.

Rajel Bluvstein (1890-1931) pertenece también  a este período. Nació en Rusia en una familia acomodada y emigró a Eretz Israel en 1909 junto con su hermana. Ambas se instalaron en un kibutz a orillas del Kineret. En 1913 se trasladó a Toulouse para estudiar agronomía, allí la sorprendió la Primera Guerra Mundial y contrajo tuberculosis. Recién pudo retornar a Eretz Israelen 1919, pero su salud precaria la obligó a quedarse en Tel Aviv, donde falleció. En un estilo intimista y sencillo en recursos, escribió sobre el amor y la maternidad frustrada, el Kineret y el pionerismo. Rajel es el prototipo del jalutz.
La novela es un género que se afianza en el siglo XIX y es introducida por los maskilim (*4)  en la incipiente literatura hebrea, paralelamente a su surgimiento en las literaturas europeas. Este género es capaz de expresar los múltiples aspectos del ser humano: sus conflictos psicológicos y sociales. Se destacan en este período Berdichevsky y Brenner.

Mija Iosef Berdichevsky (1865-1921) nació en Polonia. Sus primeras publicaciones son artículos polémicos en los que ataca tanto las ideas de la Haskalá como las del judaísmo tradicional. En sus obras toma elementos bíblicos, de la hagadá y la literatura rabínica y los transplanta al presente. Describe la vida en las ciudades de Europa del Este y de los estudiantes judíos de Europa Occidental y Central. Sus personajes son individualistas, solitarios, rebeldes que se enfrentan a la comunidad. Su novela Baemek está basada en la hagadá Juldá uborBerdichevsky creía que los textos bíblicos y rabínicos pueden ayudar a iluminar el comportamiento del judío en el presente.

Yosef Jaim Brenner (1881-1921) nació en Ucrania y estudió en una ieshivá. Después de viajar por Varsovia, Bialistok y Londres se instaló en Eretz Israel. Sus primeros escritos, en los que abordó los problemas sociales y nacionales del pueblo judío, aparecieron en periódicos. Trabajó como profesor en el Hertzlia Gimnasium y fue uno de los fundadores de la Histadrut (*5) en 1920. Tuvo una activa militancia en la construcción del estado. Murió en los disturbios árabes del 2 de mayo. En su obra se observa el desgarramiento entre el individualismo, la suprema libertad y la identidad nacional y social. Su principal novela es Shjol vekishalón (Duelo y fracaso), publicada en capítulos entre 1914 y 1919 en los diarios Haajdut y Hapoel Hatzair. Después apareció en formato libro. La lengua que utiliza es coloquial, salpicada de expresiones en idish, anglicismos, arabismos, germanismos y palabras en ruso. Escribió también crítica literaria, ensayos y tradujo obras de Dostoievski y Tolstoi.
Si bien A.B. Gordon y Berl Katzenelson escribieron ensayos y artículos, no narrativa, deben ser incluidos en este período que estamos tratando, ya que tuvieron una gran importancia en la vida cultural del ishuv.

A.D. Gordon (1856-1922) emigró a Eretz Israel a los 48 años y trabajó como obrero en Petaj Tikva y Rishon Letzion. Allí sufrió todos los avatares de los pioneros: malaria, desempleo, hambre, inseguridad. Expresó en sus artículos su concepción del sionismo: “la religión del trabajo”.Gordon creía que la salvación del pueblo judío solo vendría a través del esfuerzo personal que puede hacer el individuo para cambiarse a sí mismo. A partir de sus ideas se crea Gordonia, una comunidad juvenil humanista.

Berl  Ketzenelson (1887-1944), líder del sionismo laborista migró a Eretz Israel durante laSegunda Aliá (*6). Fue uno de los fundadores de la Histadrut, que en 1925 saca a la luz el periódico Davar. Esta publicación fue decisiva para la literatura del ishuv, ya que la mayoría de los escritores publicaron en sus páginas. Katzenelson fue mentor de toda una generación.

( *1 )Movimiento religioso y social fundado por Israel Baal Shem Tov, hacia el 1.700 en países de Europa Oriental. Proponía otros medios para expresar la fe: predominio del sentimiento por sobre el intelecto. El tzadik es el que guía a sus seguidores, quienes establecieron sus propias casa de oración. A través del cuento jasídico, surgido de la tradición oral, el tzadik trata de enseñar y trasmitir.
  ( *2 ) Haskalá = Iluminismo: movimiento cultural iniciado por Moisés Mendelssohn, que se desarrolló desde fines del siglo XVIII hasta fines del siglo XIX en Europa Central y Oriental. Influido por la filosofía racionalista, planteó el acercamiento de los judíos a los demás pueblos y culturas. Concibió el hebreo como lazo que cohesiona a todos los judíos y la literatura al servicio de sus ideas.
( *3 ) Eliezer Ben Yehuda (1858-1922): nacido en Lituania, estudió en varias ieshivot y promovió el uso del hebreo en la vida cotidiana. Emigró a Eretz Israel en 1884, donde fundó y dirigió varias publicaciones. En 1890 creó el Comité para la Lengua Hebrea.
( *4 ) Hombres de la Haskalá, la Ilustración.
( *5 ) Confederación General de Trabajadores Judíos.
( *6 ) Segunda Aliá: entre los años 1904 y 1914.