Buscador de Textos

Google+ Followers

FPPy

Inlitchi

Loading

Biblioteca Virtual Hispanica

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El grandor del mundo


Rafael Dieste (España)

Tanto había oído hablar de Buenos Aires, de las calles largas y rectas que nunca se acaban de admirar y de andar, de la plata reluciente y generosa con que allá premian el trabajo, de los periódicos de muchas planas y de la gente entendida que los lee, de los largos trenes que braman por la pampa infinita y de mil cosas alegres, gallardas y rumbosas, tanto había oído hablar, mientras con la navaja barbera -la más liviana del pueblo- recorría los carrillos de sus parroquianos de siempre, y tanto en su imaginación hurgó lo hablado, que un día se encontró de súbito con la firme decisión de ir a aquellas tierras. Diez años allá, y volvería rico de pecunia y recuerdos.
Una mañana salió del pueblo con un pequeño baúl.
Cuando llegó al puerto -jamás había visto una ciudad- se sintió aturdido y como sin cuerpo en aquel remolino de centelleos y rumores nuevos, y a punto estuvo de regresar. Y hay quien dice que comentó muy admirado, muy angustiado y muy por lo bajo:
-¡Qué grande es el mundo!
Diez años allá y regresó rico de pecunia y recuerdos.
Llegó en invierno, cuando los gatos se pasean por la casa muy inquietos, y las gallinas hacen ringleras en la sombra del alpendre, y las campanadas que llaman a la novena hacen el atardecer esbelto, espiritual.
Y cuando estuvo en la casa y pasó el alegre barullo del recibimiento, se puso a cantar por lo bajo algo que comenzó en tango y termino en vieja cantiga, mientras los cristales de la ventana lloriqueaban delante de sus ojos, deformando la humilde calle.
Algo muy viejo y muy nuevo fue saliendo cautelosamente de no se sabe qué olvidadas venas de su interior. Y se sintió anegado hasta la garganta de dulce y rara angustia de muerto revivido. Y cuando pasaron unos niños corriendo y salmodiando aquello...
Llueve, llueve
en la casa del pobre,
en la mía no llueve...
...murmuró con la voz entrecortada:
-¡Qué grande es el mundo!

Rafael Dieste (España)
Breve reseña sobre su obra
Escritor español nacido en Rianxo, Galicia, en 1899 y muerto en 1981. 
Emprendió su labor como periodista en Vigo en la redacción de El pueblo gallego, escribiendo cotidianamente tanto en español como en gallego. Tras una breve estancia en Londres y París, empezó a trabajar en las Misiones Pedagógicas de la República. En 1935, enviado por la Junta de Ampliación de Estudios, viajó a Francia y Bélgica, donde se dedicó a estudiar problemas literarios y técnicos inherentes al teatro. En 1938 fundó la revista Hora de España, publicada durante la Guerra Civil. En 1940, residiendo ya en Buenos Aires, fue nombrado director literario del departamento editorial de Atlántida, cargo que desempeñó hasta 1948. De 1950 a 1952 fue lector de Lengua y Literatura Española en Cambridge University. Posteriormente se trasladó a México donde se desempeñó como profesor en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. 
De su producción, prácticamente desconocida en España, puesto que se inicia en vísperas de la guerra civil para ser continuada en el exilio, cabe mencionar las novelas De los archivos del diablo, La ventana vacía e Historias e Invenciones de Félix Muriel, y Rojo farol amante (1933) en poesía. Destacan en teatro la trilogía dramática Viaje, duelo y perdición y los ensayos La vieja piel del mundo (1936), Luchas con el desconfiado (1948), ¿Qué es un axioma? (1967) y Testamento geométrico (1975).

El grandor del mundo integra el volumen De los archivos del trasgo, editado por Espasa Calpe.