Buscador de Textos

Google+ Followers

FPPy

Inlitchi

Loading

Biblioteca Virtual Hispanica

domingo, 8 de enero de 2012

El león y la serpiente de cascabel


Ambrose Bierce (EE.UU.)

Un Hombre que se encontró un León en su camino, se disponía a domarlo mediante el poder del ojo humano. Por allí cerca se encontraba también una Serpiente de Cascabel ocupada en fascinar a un pajarito.
-¿Qué tal te va, hermano? -le gritó el Hombre al otro reptil sin desviar sus ojos del León.
-De maravilla -contestó la serpiente-. Tengo el éxito asegurado; mi víctima se me acerca más y más a pesar de sus esfuerzos.
-Y la mía -dijo el Hombre- se me acerca más y más a pesar de los míos. ¿Tú crees que es normal?
-Si tú crees que no -respondió el reptil como mejor pudo, con la boca llena de pájaro-, será mejor que lo dejes.
Media hora más tarde, el León, hurgándose los dientes con las garras, le dijo extrañado a la Serpiente de Cascabel que en toda su variada experiencia en el arte de ser domado, no había visto nunca a un domador que desistiera tan concienzudamente.
-Pero -añadió con una amplia, expresiva sonrisa- yo lo miraba a la cara.